5 errores comunes en la Declaración del IVA que debes evitar

Se aproxima la declaración del IVA para numerosos autónomos y empresas. Ante la necesidad de hacer nuestra liquidación del IVA, es importante consignar las cantidades correctas y realizar adecuadamente el modelo 303 para que luego no dé lugar a incoherencias, desajustes o errores de forma.

Si no quieres tener que pagar una multa por presentación fuera de plazo, y/o tener que hacer una complementaria para corregir errores, creemos que es importante que te fijes en algunos de los fallos más comunes.

Fallos comunes en la declaración del IVA

Desde Aetna te proporcionamos un servicio de asesoría en Barcelona para que puedas ahorrar preocupaciones: presentamos tus declaraciones de impuestos y solucionamos tus dudas fiscales.

Veamos algunos de los errores habituales que se suelen cometer a la hora de hacer la declaración trimestral del IVA.

1. Presentar el IVA fuera de plazo

Los plazos para la presentación de las declaraciones trimestrales del IVA son entre el día 1 y 20 del mes siguiente al trimestre correspondiente, a excepción del último trimestre cuyo plazo de presentación es del 1 al 30. Es decir, entre el 1 y el 20 de abril, el 1 y el 20 de julio, el 1 y el 20 de octubre y el 1 y el 30 de enero del año siguiente.

Si te descuidas en el cumplimiento de los plazos, es probable que te pueda llegar una sanción de Hacienda. Con todo, si nos hemos despistado y no hemos presentado el modelo 303 en la fecha correcta, lo mejor es hacerlo cuanto antes.

2. No desglosar los distintos tipos del IVA

No todas las operaciones tienen el mismo tipo de IVA. Hay un IVA superreducido del 4%, otro reducido del 10% y un tipo general que es del 21%.

Las facturas emitidas y recibidas correspondientes a cada tipo de IVA deben agregarse a las casillas correspondientes. Concretamente, la 1, 2 y 3 corresponden a la base imponible, tipo y cuota del tipo general, la 4, 5 y 6 del IVA reducido y el 7,8 y 9 del IVA superreducido.

3. Mezclar operaciones nacionales e intracomunitarias

Si estamos dados de alta en el registro de operadores intracomunitarios, podemos efectuar facturas sin IVA a otras empresas o profesionales que también sean operadores intracomunitarios por la inversión del sujeto pasivo.

Un error común consiste en añadir la facturación al tipo de IVA general, cuando probablemente no has incluido el IVA en esas facturas.

4. Considerar los bienes de inversión como operaciones corrientes

Debemos tener muy claro qué es un bien de inversión: se trata de operaciones de compra de un bien que puede ser utilizado como instrumento de trabajo o medio de explotación y que tiene una vida superior a un año.

Por tanto, no debemos mezclar la adquisición de estos bienes con operaciones corrientes o intracomunitarias.

Las cuotas soportadas de los bienes de inversión en operaciones corrientes, dentro del territorio nacional, deben incluirse en las casillas 30 y 31.

5. No contabilizar el IVA soportado correspondiente

Tengamos muy presente que es esencial que podamos guardar las facturas de los bienes o servicios contratados para nuestra actividad, tanto en operaciones corrientes como intracomunitarias.

Un error muy común que algunos autónomos cometen es no pedir factura del documento o simplemente olvidar que adquirieron un producto o servicio. Aunque sean pequeñas adquisiciones, en suma a lo largo de un trimestre pueden suponer una rebaja importante.

¿Has cometido anteriormente alguno de estos errores a la hora de hacer tu declaración del IVA?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *