trabajar en un centro de negocios

Un coworking privado es un espacio de trabajo dentro de un coworking, que se reserva exclusivamente para un grupo, empresa o autónomo en particular, en lugar de estar abierto al público en general.

En un coworking privado, los miembros tienen acceso a áreas comunes, servicios y facilidades compartidas, pero pueden disfrutar de mayor privacidad y control sobre su espacio de trabajo en comparación con un coworking común. Este tipo de espacios son ideales para empresas o equipos que desean tener un entorno de trabajo colaborativo y personalizado.

  • ¿Qué requisitos hay que cumplir para para contratar un coworking privado?

Los requisitos pueden variar según el proveedor. Es importante revisar detenidamente los requisitos de cada coworking privado antes de contratar sus servicios, pero generalmente se solicita:

1. Documentos necesarios: Presentación de documentación personal o empresarial, como identificación oficial, datos de facturación, datos personales, etc.

2. Entrevista personal: En algunos casos, es posible que se requiera una entrevista o evaluación previa antes de la contratación del espacio privado.

3. Firma de contrato: Este contrato establecerá los términos y condiciones de uso del espacio.

4. Pago: Pago de una cuota mensual o anual por el espacio de trabajo privado.

5. Fianza: En algunos casos se puede requerir el pago de una cuota de ingreso o depósito de garantía.

6. Políticas del Coworking: Cumplir con las políticas y normas del coworking privado, como horarios de trabajo, uso de espacios comunes, entre otros.

  • ¿Qué normas tiene un Coworking privado?

Trabajar en un coworking privado implica seguir ciertas normas y reglas establecidas por el espacio de trabajo. A continuación, se describen algunos aspectos de cómo se trabaja en un coworking privado:

1. Reserva de espacio: En un coworking privado, es importante reservar el espacio de trabajo que necesitas con antelación, para asegurarte de tener un lugar disponible cuando lo necesites.

2. Horario de trabajo: Del mismo modo que en cualquier otro espacio de trabajo, en un coworking privado también es importante respetar el horario de trabajo establecido, para no interferir en el trabajo de los demás usuarios.

3. Mantenimiento del espacio: Es importante mantener limpio y ordenado el espacio de trabajo, colaborando en la limpieza y cuidado de las instalaciones compartidas.

4. Respeto a los demás: En un coworking privado, es fundamental respetar el espacio y la privacidad de los demás usuarios, evitando interrupciones innecesarias y manteniendo un ambiente de trabajo adecuado.

5. Colaboración y networking: Uno de los aspectos más destacados de trabajar en un coworking es la posibilidad de colaborar y relacionarse con otros profesionales que comparten el espacio, por lo que es importante aprovechar estas oportunidades para hacer networking y establecer relaciones de colaboración.

En resumen, trabajar en un coworking privado implica cumplir con ciertas normas y reglas de convivencia, mantener el espacio ordenado y limpio, respetar a los demás usuarios y la compensación es aprovechar las oportunidades de colaboración y networking que ofrece este tipo de espacio de trabajo compartido.

  • ¿Qué sectores utilizan habitualmente un coworking privado?

Los sectores que suelen utilizar habitualmente un coworking privado son principalmente:

  • Empresas de tecnología.
  • Startups.
  • Agencias de publicidad.
  • Empresas de diseño.
  • Consultorías,
  • Freelancers.
  • Psicólogos.
  • Profesionales y emprendedores del sector creativo.
  • Profesionales y emprendedores del sector legal o financiero.
  • Profesionales independientes en general.

Esperamos haberos ayudado y si en algún momento, esta es la alternativa de Coworking por la que te decides, recuerda que Aetna Coworking tiene más de 25 años de experiencia en el mundo del coworking en Barcelona. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si te surge alguna duda.

Desde Aetna hoy les explicaremos los 8 los pasos a seguir y que impuestos necesitaremos liquidar, para la constitución de una Sociedad de responsabilidad limitada (S.L.) en España.

1. Registrar el nombre de la empresa

Primero solicitaremos en el Registro Mercantil Central, el certificado negativo de denominación social. Este trámite sirve para disponer del nombre de la sociedad de forma única, es decir, que no exista otra empresa que se llame igual. Tendremos que escoger tres alternativas de denominación y el registro nos otorgará el primer nombre disponible.
Actualmente el trámite lo podremos realizar online en el Registro Mercantil Central.
Una vez nos concedan el un nombre para la sociedad, dispondremos de tres meses para registrarlo ante notario. Es importante tener en cuenta que si pasados esos tres meses el nombre no está registrado, caducará y se tendrá realizar todo el trámite nuevamente.

2. Abrir una cuenta bancaria

El siguiente paso es abrir una cuenta bancaria a nombre de la sociedad y depositar, como mínimo, 3.000 euros. Este será el capital inicial de la empresa.
El banco emitirá un certificado que necesitaremos para poder constituir la sociedad cuando se presente en una notaría.

3. Redactar los estatutos de la empresa

En tercer lugar necesitaremos redactar los estatutos de la empresa. Estos estatutos se incorporarán posteriormente a la escritura de constitución. Los estatutos de la empresa son las normas por las cuales se regirá la sociedad.
Al ser una tarea un tanto complicada, no es aconsejable hacerlo uno mismo si no se tiene conocimientos legales previos, ya que puede causar problemas a futuro. Es aconsejable delegar esta labor a un abogado o en la propia notaría que gestiona la constitución de la sociedad
En este punto pueden surgir dudas, por ello, la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, facilita asesoramiento a través de los Puntos de Atención al Emprendedor (PAE).

4. Firmar la escritura pública de constitución

A continuación acudiremos a firmar la escritura pública de constitución. Este trámite debe ser realizado ante notario y es el previo a la inscripción en el Registro Mercantil. Para este trámite deberemos presentar:

  • Estatutos Sociales de la Sociedad.
  • Certificación negativa del Registro Mercantil Central.
  • Certificación bancaria de la aportación dineraria al Capital Social.
  • DNI original de cada uno de los socios fundadores.
  • Si alguno de los socios es extranjero, también se deberá presentar la declaración de inversiones exteriores.

5. Solicitar NIF

Una vez firmada la escritura pública de constitución de sociedad iremos a Hacienda y solicitar el Número de Identificación Fiscal provisional (NIF), que tiene una vigencia de 6 meses. Para este trámite necesitaremos presentar el modelo 036, junto con la fotocopia del DNI de los firmantes y la escritura de constitución obtenida en la notaría.

6. Alta censal de la SL

Nuevamente necesitaremos el modelo 036 para dar de alta a la empresa en la Agencia Tributaria. En este modelo encontrarás un epígrafe referido al Impuesto de Actividades Económicas donde deberás seleccionar el que corresponde a tu actividad y determinará cuánto tienes que pagar.
Durante su primer año de vida, las Sociedades Limitadas, están exentas de pagar el IAE.

7. Inscripción en el Registro Mercantil

El penúltimo paso será el de realizar la inscripción en el Registro Mercantil en la provincia que figure el domicilio fiscal de la empresa. Para este trámite se dispone de 2 meses desde la firma de la escritura de constitución y es necesario aportar la siguiente documentación:

  • La Escritura Pública de constitución de la sociedad.
  • Copia del NIF provisional.
  • Documento acreditativo de haber liquidado el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, si procede.

8. Obtención del NIF definitivo

Este será el último paso para poder operar con legalidad como empresa. Este trámite se realiza con la Agencia Tributaria a través, de nuevo, del modelo 036. Por suerte, este modelo se puede complementar y presentar de forma online a través del certificado electrónico o la Cl@ve PIN. La documentación a adjuntar es:

  • NIF provisional.
  • Copia de la escritura pública o documento fehaciente de constitución y de los estatutos sociales o documento equivalente.
  • Fotocopia del DNI de la persona que firme la declaración censal, que ha de ser un representante de la sociedad.
    Estos serían todos los pasos para constituir una Sociedad Limitada y si no surjen inconvenientes pueden estar hechos en una semana.
    Tengamos en cuenta que para facilitar estos trámites, el Ministerio de Industria ha creado una plataforma para agilizar estas gestiones y poder crear empresas de forma online. Su nombre es CIRCE y, a través de este programa, para crear una empresa por internet, solo se deberá cumplimentar el Documento Único Electrónico (DUE). Esto se puede hacer por sí mismo o acudiendo a un Punto de Atención al Emprendedor (PAE).

    Otra recomendación es confiar la creación de la SL a una asesoría online o presencial, recuerden que Aetna Coworking tiene departamento de Asesoría contable y Fiscal con más de 25 años de experiencia y somos Punto de Atención al Emprendedor (PAE). No duden en ponerse en contacto con nosotros si les surge alguna duda.

En la era digital en la que vivimos, la forma en que trabajamos está experimentando una revolución. El coworking, una tendencia que ha ganado impulso en los últimos años, está desafiando las convenciones tradicionales de trabajo de nueve a cinco. En este artículo, os contamos cómo el coworking está transformando la forma como trabajamos, desde la flexibilidad hasta la colaboración y la comunidad.

¿Qué es el Coworking?

Antes de profundizar en su impacto, es esencial comprender qué es el coworking. Se trata de espacios de trabajo compartidos donde profesionales de diferentes empresas pueden trabajar juntos en un ambiente abierto y colaborativo. En lugar de oficinas tradicionales, el coworking ofrece flexibilidad y oportunidades de networking.

Flexibilidad laboral: el pilar del coworking

El coworking ha introducido horarios de trabajo más flexibles. Los profesionales pueden adaptar sus jornadas laborales a sus necesidades, lo que fomenta la conciliación entre el trabajo y la vida personal.

Ubicación versátil
Existen espacios de coworking disponibles en todo el mundo, los trabajadores tienen la libertad de elegir su ubicación de trabajo. Esto elimina la necesidad de largos desplazamientos y brinda la posibilidad de trabajar en lugares inspiradores.

Fomentando la colaboración

Diversidad de profesionales
Los espacios de coworking reúnen a personas de diversas empresas de sectores bien distintos. Esto promueve la colaboración y el intercambio de ideas entre profesionales con habilidades y perspectivas diferentes.

Muchos espacios de coworking, además, organizan eventos, talleres y charlas, lo que fomenta aún más la interacción entre los miembros y proporciona oportunidades de aprendizaje continuo.

Los coworkings se centran en la comunidad, creando un sentido de pertenencia entre sus miembros. Esto puede contrarrestar la soledad que a menudo viene con el trabajo remoto.
La proximidad a otros profesionales facilita el networking. Conectar con personas en su misma línea de trabajo o de diferentes sectores puede abrir puertas a oportunidades laborales y de negocio.

La tecnología impulsora del coworking

El acceso a internet de alta velocidad y la infraestructura tecnológica de vanguardia son indispensables en los espacios de coworking como es el caso de Aetna Barcelona. Esto permite a los profesionales trabajar de manera eficiente y sin interrupciones.

Ahorro de costos para emprendedores

Para los emprendedores y startups, el coworking ofrece una solución rentable. Los gastos generales se reducen significativamente al compartir recursos como impresoras, mobiliario y servicios de recepción.

Coworking, esta modalidad de trabajo ha venido para quedarse

A medida que el trabajo remoto se vuelve más común, el coworking está en camino de convertirse en un pilar fundamental del futuro del trabajo, ofreciendo soluciones flexibles y sostenibles.

El coworking evoluciona constantemente para satisfacer las necesidades cambiantes de los profesionales. Esto incluye la incorporación de tecnologías emergentes y la creación de espacios de trabajo aún más versátiles.

El coworking no es simplemente una moda pasajera, sino una revolución en la forma en que trabajamos. Ofrece flexibilidad, fomenta la colaboración y crea una comunidad en el trabajo. Con la tecnología como aliada y un enfoque en la sostenibilidad laboral, el coworking está transformando la forma en que concebimos el trabajo. Prepárate para un futuro en el que la oficina tradicional sea cosa del pasado y el coworking sea la forma habitual de trabajar.

Si tienes interés en encontrar un centro de coworking en el centro de Barcelona con todas las prestaciones y servicios y bien comunicado, has llegado al sitio indicado. Contacta con nosotros y te contaremos todos los detalles.

El coworking y la oficina tradicional son dos formas distintas de trabajar y gestionar un espacio de trabajo. El coworking hace referencia a un espacio de trabajo compartido en el que profesionales independientes, emprendedores y trabajadores remotos comparten un entorno físico para llevar a cabo sus actividades profesionales. A diferencia de las oficinas tradicionales, los espacios de coworking fomentan la colaboración, el intercambio de conocimientos y la creación de una comunidad de profesionales diversa.

Algunas de las diferencias más destacadas son:

Los costes: Las oficinas tradicionales suelen ser más costosas ya que es necesario alquilar o comprar un espacio completo, equiparlo y gestionar los servicios necesarios (electricidad, internet, limpieza, etc.). Por el contrario, el coworking permite pagar una cuota mensual o incluso utilizar el espacio por horas, lo que reduce considerablemente los gastos fijos. Compartir los gastos de alquiler, servicios e infraestructura con otros profesionales permite reducir costes individuales en comparación con la creación de una oficina propia.

La comunidad y el networking: Los espacios de coworking fomentan la creación de una comunidad entre sus miembros, lo que facilita el networking y la colaboración entre profesionales de diferentes sectores, lo que puede dar lugar a la generación de nuevas ideas, proyectos y oportunidades de negocio. La diversidad de profesionales y sectores presentes en los espacios de coworking estimula la creatividad y la innovación, al permitir la convergencia de distintas perspectivas y conocimientos.

En una oficina tradicional, esto suele ser menos común, puesto que las empresas y profesionales tienen un espacio privado y aislado.

Por último, el coworking pone fin a la soledad laboral para aquellos que trabajan de forma remota o como autónomos. El coworking permite evitar el aislamiento y la sensación de estar en soledad. Compartir un espacio de trabajo con otros profesionales ofrece un ambiente de comunidad y conexión social.

La flexibilidad: Los espacios de coworking suelen ofrecer flexibilidad en horarios y uso de las instalaciones. Puedes acceder al espacio las 24 horas del día y utilizar distintas áreas según tus necesidades. Los espacios de coworking suelen ofrecer también la posibilidad de alquilar espacios de trabajo por horas, días o meses, ofreciendo a los usuarios flexibilidad para adaptarse a sus necesidades laborales. Sin embargo, en una oficina tradicional, es probable que tengas un horario fijo de acceso y estés limitado a tu espacio asignado.

Los servicios adicionales: Los espacios de coworking suelen ofrecer servicios adicionales como salas de reuniones, servicios administrativos online, servicios de gestoría y contabilidad y call center, entre otros. En una oficina tradicional, estos servicios pueden ser limitados o no estar disponibles.

El ambiente de trabajo: El ambiente de trabajo en un espacio de coworking puede ser más dinámico y estimulante a causa de la diversidad de profesionales y empresas presentes. En una oficina tradicional, el ambiente puede ser más tranquilo y estable, con menor interacción entre sus miembros.

El mundo laboral está en constante evolución y una de las tendencias más destacadas en los últimos años es el auge del coworking. Es una nueva forma de trabajar y colaborar y sus beneficios están transformando la forma en que las personas desarrollan sus actividades profesionales.

Éstas son sólo algunas de las diferencias principales entre el coworking y la oficina tradicional. La elección entre uno u otro depende exclusivamente de las necesidades y preferencias de cada persona o empresa.

Cabe recordar que el coworking se ha establecido como una alternativa atractiva y eficaz para aquellos que buscan un entorno de trabajo flexible, de colaboración y estimulante. La creciente popularidad de estos espacios demuestra la necesidad de conexiones profesionales y el deseo de escapar a las estructuras laborales tradicionales. Si buscas nuevas formas de trabajar y colaborar, el coworking puede ser la respuesta para ti y Aetna Coworking puede ayudarte a encontrar este espacio que necesitas en Barcelona tanto presencial como virtualmente.

La gestión eficiente del tiempo es crucial para el éxito de cualquier persona, pero aún más si eres un emprendedor. Aquí te presentamos estrategias probadas que te ayudarán a maximizar tu productividad y lograr tus objetivos empresariales con mayor eficiencia.

Prioriza tus tareas

Identifica las actividades que generan el mayor impacto en tu negocio y dedica la mayor parte de tu energía a ellas. Utiliza el método Eisenhower Box para diferenciar entre tareas importantes y urgentes.

Establece metas claras y realistas

Define objetivos específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales (SMART). Esto te ayudará a mantener el enfoque y a medir tu progreso.

Desarrolla rutinas estructuradas

Establecer una rutina diaria puede aumentar significativamente tu eficiencia. Dedica bloques de tiempo a tareas específicas y limita las distracciones durante estos períodos.

Delega eficazmente

No intentes hacerlo todo tú mismo. Delega tareas que otros pueden hacer igual de bien o mejor, liberando así tu tiempo para concentrarte en aspectos cruciales del negocio.

Utiliza herramientas tecnológicas

Aprovecha las herramientas digitales para la gestión de tareas, la automatización de procesos y la comunicación. Herramientas como Asana, Trello y Slack pueden ser muy útiles.

Toma descansos planificados

Los descansos regulares aumentan la productividad y la creatividad. Utiliza técnicas como la Técnica Pomodoro para estructurar tu tiempo de trabajo y descanso.

Aprende a DECIR NO

Ser selectivo con tus compromisos te permitirá enfocarte en lo que realmente importa. Aprende a rechazar oportunidades que no alinean con tus objetivos empresariales.

Revisa y ajusta regularmente

Dedica tiempo cada semana para revisar tus avances y ajustar tus planes y métodos de trabajo según sea necesario.

Mantén un equilibrio vida-trabajo saludable

Un buen equilibrio entre la vida personal y profesional es clave para evitar el agotamiento y mantener la motivación a largo plazo. En Aetna Coworking te ofrecemos el espacio ideal para separar de verdad estas dos vidas ya que trabajar en un espacio ajeno a tu propia casa, como la mayoría de  emprendedores hacen, mejora tu concentración y tu eficiencia.

Al implementar estas estrategias, los emprendedores pueden mejorar significativamente su gestión del tiempo, lo que conduce a una mayor productividad, satisfacción y éxito en sus negocios.

Si quieres más detalles sobre los espacios de trabajo para alquilar por horas o semanas de Aetna Coworking, no dudes en contactar con nosotros.

Consejos para conseguir el éxito de tus reuniones

Las reuniones son el momento clave para cerrar acuerdos con los clientes, por eso desde Aetna coworking queremos facilitarte unos consejos para que consigas tus objetivos.

· Planifica tu reunión
Una buena planificación garantiza que las reuniones sean efectivas, ahorra tiempo y recursos, y promueve la toma de decisiones y la colaboración exitosa. No olvides:

  • Enfócate en tu objetivo
  • Informa a los participantes
  • Prepara la reunión y su orden del día
  • Realiza una presentación con los puntos importantes
  • Y después de la reunión, prepara un acta de reunión o resumen

· Elige el espacio de la reunión
La elección del espacio para una reunión es una decisión que puede marcar la diferencia entre una reunión productiva y exitosa o una experiencia frustrante y poco eficiente. La importancia de seleccionar el lugar adecuado va más allá de la simple ubicación física. Un espacio bien escogido puede influir en la dinámica de la reunión, la concentración de los participantes y la calidad de las interacciones.

La estética, la iluminación, la amplitud, la temperatura agradable y el mobiliario son factores clave a considerar al elegir un espacio para una reunión. Además, la privacidad y la ausencia de distracciones son esenciales para fomentar la concentración y la comunicación efectiva entre los asistentes.

En Aetna coworking te ayudamos a elegir el mejor espacio para conseguir una reunión exitosa. Puedes alquilar el espacio por horas o días, incluso meses, según los requerimientos específicos.

Además, no te olvides de solicitar los dispositivos necesarios (proyector, pizarra, conexiones) para tu reunión.

· Puntualidad
Es muy importante iniciar las reuniones puntuales y que todos los asistentes estén informados de la duración de la reunión. Respeta el tiempo establecido para cada punto de la orden del día y reconduce la reunión al tema en cuestión en caso de desviarse.

· Participación activa
Durante la reunión, actúa de líder, dirige la sesión para que se traten los puntos predeterminados en la orden del día y, si es el caso, provoca la toma de decisiones.
Involucra a todos los asistentes dirigiendo la mirada y dando pie a intervenciones y sobre todo hazles partícipes.
· Prepara el acta de reunión
Toma notas de la reunión para poder preparar un acta de resumen y compártela con los asistentes con los deberes o decisiones tomadas entre los participantes para que quede por escrito y tenga vigencia.

· Seguimiento
Programa un seguimiento y evalúa el progreso.

Ahora solo falta añadir tu don personal.

Si tienes una reunión importante y no conoce sun lugar perfecto donde llevarla a cabo, que cumpla todos los requisitos que necesitas, te lo ponemos fácil, descubre los espacios disponibles en Aetna coworking. ¡Te lo ponemos muy fácil!

asesor fiscal

Estudia la opción del coworking

Ser un emprendedor autónomo puede ser un camino gratificante, pero también puede ser un desafío. Uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan los emprendedores autónomos es la gestión eficiente del tiempo y de los recursos. El tiempo es un recurso limitado y valioso que, si no se utiliza de manera efectiva, puede llevar al agotamiento y a un rendimiento deficiente. En este artículo, exploraremos los «ladrones del tiempo» más comunes y cómo trabajar desde un coworking puede ser la solución perfecta para maximizar tu productividad y rendimiento.

Los ladrones del tiempo: identificando el problema

Los ladrones del tiempo son distracciones y malos hábitos que consumen tu tiempo sin aportar valor a tu trabajo. Algunos de los ladrones del tiempo más comunes para los emprendedores autónomos incluyen:

  • Las redes sociales y el correo electrónico excesivos: Pasar demasiado tiempo en redes sociales y revisar el correo electrónico constantemente pueden consumir horas preciosas de tu día.
  • Falta de planificación: No tener un plan claro para el día puede llevar a la procrastinación y a la pérdida de tiempo en tareas no importantes.
  • Multitarea: Aunque se piensa que la multitarea aumenta la productividad, en realidad puede disminuir la calidad de tu trabajo y hacer que las tareas lleven más tiempo de lo necesario.
  • Reuniones improductivas: Las reuniones que no están bien estructuradas o que carecen de un propósito claro pueden ser un gran ladrón de tiempo.
  • Tareas repetitivas o tediosas: Realizar tareas manuales o repetitivas sin automatización puede consumir una cantidad significativa de tiempo.

La solución: trabajar desde un coworking

Los espacios de coworking han surgido como una solución efectiva para muchos emprendedores autónomos en la lucha contra los ladrones del tiempo. Aquí te explicamos cómo un coworking puede ayudarte a maximizar tu rendimiento:

  • Entorno Profesional: Los coworkings ofrecen un ambiente profesional y libre de distracciones, lo que te ayuda a mantenerte enfocado en tu trabajo y minimiza las interrupciones.
  • Networking: Estar rodeado de otros profesionales y emprendedores autónomos en un coworking te brinda la oportunidad de establecer conexiones valiosas, aprender de otros y colaborar en proyectos conjuntos, lo que puede aumentar tu eficiencia y abrir puertas a nuevas oportunidades de negocio.
  • Estructura y rutina: Los coworkings a menudo tienen horarios regulares de trabajo, lo que te ayuda a establecer una estructura y rutina diaria, evitando la procrastinación y la falta de planificación.
  • Recursos compartidos: muchos coworkings ofrecen recursos compartidos como impresoras, salas de reuniones y áreas de descanso, lo que te ahorra tiempo y dinero en la gestión de estos recursos por ti mismo.
  • Mentalidad productiva: trabajar en un entorno donde todos están enfocados en sus proyectos puede motivarte y fomentar una mentalidad más productiva.

Los emprendedores autónomos se enfrentan constantemente a la batalla contra los ladrones del tiempo. Sin embargo, trabajar desde un coworking puede ser una estrategia efectiva para combatir estos ladrones y maximizar tu rendimiento. Al elegir un coworking, asegúrate de que se adapte a tus necesidades y preferencias para aprovechar al máximo sus beneficios. En última instancia, al optimizar tu tiempo y entorno de trabajo, estarás mejor equipado para alcanzar tus objetivos empresariales y encontrar el éxito como emprendedor autónomo.

No dejes que los ladrones del tiempo te roben la oportunidad de alcanzar tu máximo potencial como emprendedor autónomo. Elige un coworking que te ayude a recuperar el control de tu tiempo y a construir un negocio exitoso. Si estás buscando un espacio para desarrollar tu trabajo de manera profesional en un entorno profesional sin distracciones, en Aetna te lo ponemos muy fácil.

coworking por horas

En un coworking, encontrarás compartiendo espacio a todo tipo de coworkers que han decidido empezar su proyecto empresarial aprovechando la infraestructura y las facilidades que ofrece un centro de estas características. Es una alternativa que a su vez te permite compartir experiencias y aspiraciones con una gran variedad de profesionales.

No todas las personas que trabajan desde un coworking son emprendedores, actualmente también encontrarás a profesionales consolidados que eligen la opción del coworking como alternativa al despacho tradicional y también es una elección económica para abandonar definitivamente el teletrabajo.

Esta combinación de profesiones que existe en un coworking permite colaboraciones y proyectos futuros para los coworkers que deciden optar por una oficina compartida para ejercer su profesión. Continúas trabajando a un ritmo adaptado a tus necesidades, sin costes elevados y con la posibilidad de conseguir sinergias de trabajo con el resto de coworkers.

¿Qué perfiles profesionales comparten espacio en un coworking?

Como te hemos comentado al inicio del artículo, en un coworking podrás encontrar diferentes tipos de profesionales que dependiendo del tipo de espacio que necesiten suelen tener unas características u otras.

Coworking compartido:

• Edad: Por lo general son profesionales con edades comprendidas entre 25 y 45 años. Esto no significa que no haya más mayores o jóvenes, pero es la edad más habitual en estos coworkings.

• Formación: La mayoría de ellos han cursado estudios universitarios o superiores.

• Experiencia: Los encontrarás con una trayectoria profesional sólida y experiencia en el sector en el que se desarrollan profesionalmente y también, emprendedores con un proyecto embrionario, que apuestan por su idea y pueden ayudarse de la experiencia de otros coworkers, para conseguir el éxito en su aventura.

Coworking privado:

• Edad: Este grupo de coworkers suele estar dentro de la franja de edades comprendidas entre 45 y 65 años. Como el caso anterior, no quiere decir que no haya más jóvenes.

• Formación: De igual modo que los coworkers de espacios compartidos, la mayoría tiene estudios universitarios o superiores.

• Experiencia: Todos ellos tienen una sólida trayectoria profesional que les avala y gran experiencia en el sector en el que se desarrollan profesionalmente.

¿Qué sectores de actividad empresarial piden más trabajar en un coworking?

De la misma forma que en la anterior pregunta, es importante separar los dos tipos de coworkers, dado que cada espacio tiene sus preferencias.

Coworking compartido:

Incluso careciendo de un sector predefinido, sí es cierto que hay profesiones que demandan más esta versión de coworking y suelen estar relacionadas con ciertos sectores como el de las nuevas tecnologías, el diseño y la creatividad. Profesiones que necesitan la creatividad y un espacio donde compartir y desarrollar sus ideas y proyectos en compañía de profesionales de su mismo sector.

• Los trabajos más comunes en un coworking compartido suelen ser:

Fotógrafos

Programadores

Desarrolladores

Creativos

Diseñadores

Ingenieros

Arquitectos

Coworking privado:

Los profesionales que habitualmente necesitan un coworking privado están más ligados a sectores en los que se requiere concentración y sobre todo privacidad a la hora de trabajar o atender a clientes y proveedores.

En muchas ocasiones, también se utilizan como delegación de empresas que tienen su sede principal en otra ciudad y aprovechan una infraestructura ya creada, para abaratar costes en el momento de abrir una nueva oficina.

• Los trabajos más comunes en un coworking privado suelen ser:

Abogados

Psicólogos

Periodistas

Escritores

Asesores financieros y contables

Asesores laborales

Agentes de la propiedad Inmobiliaria

Administradores de Fincas

Delegaciones de empresas

No queremos terminar sin recordarte, que también puedes optar por la opción de contratar un coworking virtual, en él encontrarás a todo tipo de profesionales. Es tan fácil como contratar una dirección fiscal y complementarla con coworking por horas. En nuestro próximo artículo le hablaremos y ampliaremos información de esta alternativa, económica y práctica.

Si estás buscando un coworking, esperamos haberte ayudado a ver cuál de las tres opciones encajaría mejor con tu sector y actividad profesional. Recuerda que Aetna puede ofrecerte todas ellas en Barcelona, adaptándonos a tus necesidades profesionales.

El éxito de una pequeña empresa o autónomo no solo se mide por la calidad del servicio o producto que ofrece, sino también por la eficiencia con la que gestiona su tiempo y recursos. Organizar el trabajo es esencial para optimizar la productividad y garantizar la sostenibilidad del negocio. En este artículo os presentamos algunos consejos prácticos para lograrlo.

  • Establece prioridades claras

El primer paso para una organización efectiva es establecer prioridades. Identifica las tareas que generan más valor para tu negocio y aquellas que son esenciales para su funcionamiento. Esto te permitirá dedicar tiempo y energía a lo que realmente importa.

  • Utiliza las herramientas tecnológicas

Existen numerosas aplicaciones y software diseñados para ayudar a los autónomos y pequeñas empresas a gestionar su tiempo y tareas. Herramientas como Trello, Asana o Slack pueden ser útiles para planificar, asignar y monitorizar actividades.

  • Delega responsabilidades

Si cuentas con un equipo, es crucial delegar tareas según las habilidades y fortalezas de cada miembro. Esto no solo optimizará el tiempo, sino que también motivará al equipo al confiar en sus capacidades.

  • Establece rutinas diarias

La repetición crea hábito. Establecer rutinas diarias para actividades recurrentes, como revisar el correo electrónico, gestionar inventario o actualizar la contabilidad en el mismo orden hace que seas más eficiente. Con el tiempo, estas tareas se volverán automáticas y menos tediosas.

  • Apuesta por el coworking

El coworking no es solo un espacio físico para trabajar; es un ambiente diseñado para la productividad. Las ventajas para autónomos y pequeñas empresas son evidentes:

  • Infraestructura lista para usar sin la necesidad de invertir en mobiliario o equipamiento.
  • Networking: en los coworkings además tienes una oportunidad inigualable para conectar con otros profesionales y empresas.
  • Flexibilidad: se adapta a tus necesidades, permitiéndote crecer o reducir espacio según la demanda de tu negocio.
  • Ambiente profesional: presenta una imagen sólida a tus clientes y proveedores, sin los costes fijos de una oficina tradicional.
  • La gestión del tiempo: Un pilar fundamental

Una de las habilidades más valiosas para un autónomo o una pequeña empresa es la gestión efectiva del tiempo. Administra el recurso más limitado y, a la vez, más valioso que poseemos: nuestro tiempo. Una gestión adecuada del tiempo permite establecer un equilibrio entre vida laboral y personal, evitando la fatiga y el agotamiento. Además, al planificar y estructurar nuestras jornadas, podemos identificar y eliminar distracciones, enfocarnos en tareas prioritarias y, en última instancia, incrementar la productividad y eficiencia.

Las empresas y profesionales que dominan la gestión del tiempo logran maximizar su rendimiento, tomar decisiones más informadas y responder con agilidad a las demandas del mercado. Es, sin duda, una inversión que se traduce en resultados tangibles y un crecimiento sostenible.

  • Establece metas y evalúa

Crea objetivos claros a corto y largo plazo. Estos actuarán como una brújula, dirigiendo tus esfuerzos y recursos. Además, realiza evaluaciones periódicas para ajustar estrategias y asegurar que te encuentras en el camino correcto.

La organización efectiva del trabajo es esencial para cualquier negocio, y las pequeñas empresas y autónomos tienen desafíos únicos que enfrentar. No obstante, con las estrategias y herramientas adecuadas es posible superar estos retos y garantizar una gestión eficiente y productiva.

Las prestaciones y ventajas que ofrece trabajar en un coworking como Aetna Empresarial te puede ayudar a desarrollar con mayor eficiencia tus tareas y llegar antes a tus objetivos.

Aetna espai empresarial se creó en 1998 por emprendedores y para emprendedores. Por este motivo, movidos por la empatía hacia todos los valientes que se atreven a crear empresa, desde hace unos años Aetna es PAE certificado (Punto de Atención al Emprendedor) y queremos ayudarte a preparar el camino para hacer realidad tu proyecto

Emprender puede ser una de las situaciones más motivantes por las pasarás en tu vida, pero también puede ser una etapa dura, que requiere de mucho esfuerzo y trabajo. No todos los profesionales están preparados para ser autónomos y gestionar su propio negocio, pero para aquellos que quieran arriesgar y estén listos, desde este blog intentaremos ayudarles con algunos consejos que facilitarán el principio de su aventura.

Apuesta por tus conocimientos.

No empieces sin un buen plan de negocio. Es importante tener ambición pero asegúrate que tu plan de negocio es realista y pon en valor tus conocimientos. Emprender en un sector que conozcas y en el que puedas desenvolverte con facilidad ayudará en gran medida al éxito de tu proyecto, te sentirás cómodo al tiempo que motivado.

Piensa en un producto que conozcas, que puedas desarrollar y sobretodo, que vaya dirigido a un cliente que tú valores y al que puedas ofrecer calidad.

Investiga a tu posible competencia, asegúrate que puedes hacerlo igual o mejor para encontrar tu sitio en el mercado que quieras trabajar y no olvides que la especialización es importante hoy en día que hay tanta oferta.

Asesórate desde el principio.

No dejes que los presupuestos y el papeleo te desmoralicen, asesórate por profesionales que te ayuden. Busca Puntos de Atención al Emprendedor (PAE) que desde la base puedan explicarte que requisitos demandará tu sector y todo lo que necesitarás para hacer realidad tu empresa.

La obtención de licencias de actividad, altas de autónomos y papeleos pueden asustar, pero hacerlo de la mano de un profesional con experiencia, como todo en la vida, allanará tu camino y no dejará que caigas en errores que a largo plazo sean difíciles de resolver.

Ellos también podrán informarte a que ayudas, subvenciones y créditos  tienes derecho com emprendedor, tanto a nivel local como nacional.

Recuerda siempre que a pesar de su buena intención, familia y amigos no son un siempre el mejor termómetro para nuestros proyectos, sea por su confianza ciega o por miedo a que fracasemos. Siempre es mejor buscar el consejo de un profesional que vea nuestro proyecto con distancia, de una forma aséptica y sin ningún tipo de implicación emocional, pueda confirmar si el proyecto es viable o no.

No tengas prisa.

No tengas prisa con los plazos de inicio, ni busques el éxito inmediato. Son pocas las empresas que dan beneficios tan solo empezar, las hay, pero cuesta ser una de ellas y no decimos con esto que la tuya no pueda estar en ese pequeño grupo selecto, pero seguramente tu proyecto necesite algún tiempo para funcionar, así que mejor no esperar un triunfo rápido. Hay que ir paso a paso a paso y ser consciente de ello.

Dicho esto, es importante preparar tu proyecto de empresa, teniendo en cuenta que los beneficios no serán inmediatos y que necesitarás una hucha para poder asumir los primeros meses sin riesgo.

Una buena opción si tu proyecto surge estando en el paro; es solicitar la capitalización del importe total a percibir. Te permitirá tener de inicio una suma de dinero que te ayudará para empezar con cierto desahogo.

Busca colaboradores y proveedores de confianza

Estar rodeado de profesionales serios y de confianza te permitirá trabajar con mayor seguridad.

Valora la alternativa de los coworking para domiciliar tu empresa con un coste económico. Reúnete en despachos por horas mientras no tengas la economía de tener un espacio propio y contrata el servicio de secretaria virtual, en tanto no exista la posibilidad de contratar personal. Todo ello será un gran soporte para la imagen de tu empresa y te ayudará a delegar en algunos momentos, no olvidemos que delegar es clave, dado que estaremos solos y toda ayuda es poca.

Busca colaboradores que estén en circunstancias parecidas a las tuyas y que el precio de su trabajo y el tuyo no tenga más coste que el beneficio común.

Esperamos haberte ayudado con estos pequeños consejos y no olvides que si tienes alguna otra duda no olvides que Aetna es PAE en Barcelona y nuestro coworking está a tu disposición si valoras empezar con una oficina virtual.