Claves para elegir un buen asesor fiscal

asesor fiscal

Elegir un buen asesor fiscal no es una decisión sencilla. Especialmente si estás empezando, las dudas sobre cuestiones tributarias pueden suponer una dificultad para que puedas salir adelante con tu negocio. Pero incluso si sabes cómo hacerlo, muy pronto vas a descubrir que esta tarea te quita tiempo para ocuparte de lo más importante en una empresa: vender.

Si no quieres pasarte horas rellenando modelos de Hacienda y arriesgarte a que te impongan una sanción por cometer un error, es muy importante que delegues esta tarea en profesionales. En Aetna Espai Empresarial proporcionamos también servicios de asesoría fiscal a nuestros clientes.

¿Cómo elegir un buen asesor fiscal para tu negocio?

Hay muchos asesores fiscales, pero tú debes encontrar uno que se ajuste a las necesidades de tu negocio. No todo el mundo trabaja de la misma manera, ni ofrece las mismas condiciones. Por tanto, te aconsejamos que tengas en cuenta estos aspectos como fundamentales.

1. Buena atención al cliente. Hay asesores que se limitan a cumplir con actividades como rellenar los modelos de Hacienda. Pero luego no te ofrecen una buena atención al cliente, es muy difícil contactar con ellos porque siempre están ocupados y, en realidad, gestionan más clientes de los que podrían llevar para dar un buen servicio.

2. Seriedad y profesionalidad. Damos por sentado que un buen asesor fiscal debe conocer la legislación en materia tributaria, así como tus obligaciones fiscales en específico, además de tener la titulación y formación necesarias. No puede ser alguien que actúe de manera reactiva, debe tomar la iniciativa y ser consciente de lo que necesitas.

3. Cercanía. Aunque vivimos en la era digital, siempre valoramos más a una persona accesible y cercana a la que podamos consultar en su propio despacho. En Aetna Espai Empresarial puedes disfrutar de esta cercanía al disponer de tu asesoría fiscal en el mismo centro de negocios para que puedas reunirte con tu asesor.

4. Buen planificador y estratega. No se trata sólo de cumplir con la legislación, sino de llevar a cabo una planificación fiscal óptima para la persona física o jurídica.

5. Capacidad de gestión y tecnología. No cabe la más mínima duda de que hoy día un buen asesor ha de contar con la tecnología de gestión necesaria para poder gestionar adecuadamente la documentación de cada cliente. En este sentido, a medida que el asesor puede automatizar más funciones, se pueden lograr resultados más óptimos, lo que también ayudaría a cumplir los plazos.

Contrata tu asesor fiscal en Aetna Espai Empresarial

Somos un centro de negocios que ofrece unas amplias instalaciones y excelentes servicios a nuestros clientes. Si tienes una empresa en Barcelona, o eres un freelance, y necesitas a un buen asesor fiscal que te lleve los papeles, cuenta con nosotros.

Te invitamos a conocer todas las ventajas de delegar tu área fiscal en tu asesor. Contacta con nosotros para más información.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *