El misterio del billete de 50€

No sé si a vosotros os pasa pero os puedo asegurar que a mí sí.

No tengo por costumbre llevar mucho dinero en el billetero pero algo llevo por si acaso tengo que coger un taxi o para comprar el pan o bien la tarjeta no funciona o mil cosas.

Entre billetes y monedas puedo llevar como mucho 50€, no necesito más, Y “vaig fent”, pueden durarme más o menos en función de los gastos, como todo el mundo, ahora una cosa tengo comprobada. Enfatizo: Comprobadísima… puedo tener durante días un billete de 50€ que es cambiarlo para pagar algo… que chicos… rápidamente desaparece el cambio y lo que ¡resta de los 50!

Posiblemente exista un “Triángulo de las Bermudas” o una “Twilight Zone” donde va a parar todo el dinero que tiene como origen un billete de 50€, porque no es normal.

Quizás es un magnetismo creado por los cajeros automáticos. Vas al cajero y a la que puede “Zasca” un billete de 50 va a parar a tus manos, lo llevas unos días como compañero, vas gastando las moneda o los billetes pequeños, de repente lo sabes “lo tengo que cambiar, no tengo más remedio”, lo entregas, lo miras con pena mientras piensas… “adiós compañero en poco tiempo tendré que ir al cajero”.

Te echaré de menos.

aetna centro negocios barcelona

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *