¿Las habéis visto?

aetna barcelona centro negociosSalía de casa a una hora bastante buena cómo para ir andando hacia el trabajo “sin prisa pero sin pausa”, me gusta contemplar la ciudad y sus gentes, a cualquier hora pero sobre todo por la mañana cuando todos vamos hacia un objetivo: colegios, trabajos, mercados… llenos de energía para coger el día con fuerza y ánimo…

En el primer momento no me fijé pero algo parecido a una señal me hizo girar la cabeza y volver a mirar… sí, sí, lo veía claro, ante mis ojos aquello que durante años había formado parte de nuestro paisaje urbano, que tanto podía ser canalizador de sueños y de proyectos como, desgraciadamente, de pesadillas.

Lucía firme, orgullosa, como si se tratara de una especie extinguida que resurgía de nuevo, pensé… “¡qué valiente!” y un montón de imágenes venían a mi recuerdo cuando años atrás eran muchas las que nos rodeaban… pero es que unas cuántas calles más adelante… ¡otra!

Las sensaciones se mezclaban, por una parte un rayo de luz, “lo estamos superando”, vamos creando puestos de trabajo, quizás vuelvan las ilusiones, los proyectos de hogar… sólo deseo una cosa que las pesadillas no vuelvan para nadie.

¡Bienvenidas obras!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *