Errores comunes de la atención telefónica en la empresa

errores en atención telefónica

Los errores en la atención telefónica pueden pasar factura en la empresa. Si tenemos en cuenta que el teléfono es una de las vías de comunicación más habituales, debemos tener claro que una atención profesional será clave para tener éxito en las ventas.

Quizás tu empresa no está prestando la atención necesaria vía telefónica. Puede que estés demasiado ocupado, o que personas que desempeñan otras actividades deban también atender al teléfono, lo que reduce su productividad.

Desde Aetna Espai Empresarial queremos compartir contigo algunos de estos errores.

Los 5 errores típicos en la atención telefónica que debes evitar

Las empresas que no tienen un buen servicio de atención telefónica pueden encontrarse a menudo con estos problemas.

1. No atender el teléfono. Si no atendemos al teléfono porque estamos de vacaciones, es posible que estemos perdiendo clientes. Si nuestra empresa trabaja con clientes en Estados Unidos o Sudamérica, es probable que el desfase horario también te pueda jugar malas pasadas. Lo ideal es disponer de un servicio de atención telefónica un mínimo de 11 horas diarias.

2. No tomar los datos del cliente. Si alguien llama a tu empresa, es probable que no tengas ninguna información sobre él. Especialmente si es un cliente nuevo. Además de tener su número de teléfono, deberías tratar de conseguir algún dato más. Trata de evitar que te digan “ya os volveré a llamar” y toma la iniciativa, ya que es posible que nunca vuelvas a saber de él.

3. No responder con amabilidad. La atención telefónica es un arte. No es una llamada administrativa, sino de venta. El tono de voz, la forma de demandar información, el modo de tratar con clientes conflictivos… todo es importante, y la amabilidad y el buen trato deben estar por encima de todo. Cuando se encarga del teléfono alguien que no tiene experiencia en ventas, es muy habitual que se cometa este tipo de errores.

4. Llamar en momentos inadecuados. La hora a la que llamamos a un cliente es esencial. En muchas ocasiones, las llamadas relacionadas con ventas pueden ser molestas porque interrumpen otra actividad. Y tú no quieres causar una mala impresión a tus clientes, ni parecer un “spammer”. Por tanto, lo ideal es siempre preguntar cuándo puedes volver a llamar, y por supuesto, no llamar de forma reiterada en poco tiempo si no nos cogen el teléfono.

5. No tener una buena imagen corporativa. Cuando alguien llama a una empresa, lo normal es que el telefonista diga algo así como “El nombre de la empresa, ¿en qué puedo ayudarle?”. Esto beneficia a tu imagen corporativa, porque si respondes como si fuera una llamada personal, al cliente le puede dar la impresión de haberse equivocado, o estar molestando.

La buena comunicación es la clave de todo en la atención telefónica. Por eso en Aetna Espai Empresarial queremos que tu negocio se beneficie de un buen servicio de atención telefónica. Que puedas aumentar el número de contactos que consigues y también puedas prestar un mejor servicio telefónico a tus clientes.

No dejes que el teléfono te haga perder dinero por una mala atención telefónica.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *