Decálogo del buen humor

En Aetna tenemos muchos motivos para acabar esta semana con una gran sonrisa y hemos pensado hacer un decálogo para compartirlo con todos vosotros.

1º Es viernes.

2º Nos han regalado una caja de galletas y una de bombones.

3º Hemos superado una semana de obras en la finca con percutor para desembaldosar un patio interior que algún arquitecto iluminado diseñó como si fuera la pared de un baño.

4º Encaramos con optimismo una semana con más de obras pero cortita.

5º La próxima semana tendremos unos días extras de fiesta que nos irán muy bien para descansar todavía más.

6º Una clienta nueva nos ha dicho muchos piropos de Aetna, que si el espacio que si la web que si nosotros.

8º Las 3 mosqueteras nos hemos comprado unos bolígrafos rosas y morados chulísimos.

9º Uno de los puntos más importantes, tenemos trabajo.

10º Y el más importante sin duda, tenemos salud.

Así que a disfrutar del viernes, de la semana y de la vida en general 🙂

aetna centro de negocios en Barcelona

Grrr!

Aquí tenéis una serie de situaciones que realmente me dan mucha, mucha rabia y que quiero compartir con vosotros para saber si también os ha pasado al menos una de ellas alguna vez.

Si es que no, por favor ¡mentidme!

1- Desvelarme creyendo que aún es madrugada, volver a coger el sueño y a los dos minutos suena el despertador….Grrr!

2- Querer ver algo por televisión y para ello me preparo un buen café con leche, me enrollo con mi manta favorita, pongo los teléfonos a mano y cuando ya me he acomodado, ver el mando a distancia a la otra punta del comedor… Grrr!

3- Hacer la lista de la compra y cuando llego al supermercado darme cuenta que me la he dejado en casa…Grrr!

4- Que se encalle la cremallera del anorak (abrochado hasta la barbilla) justo cuando he entrado en algún lugar con la calefacción a tope y empezar a tener sensación de agobio…Grrr!

aetna centro de negocios en barcelona

#AetnaSMM6

Llevamos 6! 6 encuentros con los buenos amigos de los Social Media Manager.

Creo, modestamente y con su permiso, que podemos decir que formamos un grupo de complicidades.

Debo confesar que son todos unos cracs en su trabajo, mueven los hilos de las redes sociales, son capaces de influir, viralizar, ayudar a crecer, a darse a conocer, a enseñar… a aquellas personas, empresas, entidades que los contratan o que ellos consideran necesitan un empujón para su despegue.

Ellos lo negarán, pero tienen poder. Y lo que más nos gusta, lo que más admiramos de ellos es su luz blanca, su simpatía y su capacidad de ayudarse los unos a los otros, da igual que hayan nuevas incorporaciones al grupo, saben que si vienen de parte de sus colegas son parte, rápidamente, de la familia #AetnaSMM

No siempre pueden coincidir todos, sus responsabilidades profesionales a menudo no se lo permiten, pero os aseguro que cuando los presentes se sientan a la mesa nunca olvidan a nadie, siempre hay un DM o un twit cómplice que los acerca estén donde estén.

Tenerlos en “casa” nos recuerda la canción de nuestro Sisa… sí… “Oh benvinguts passeu passeu”

AetnaSMM6