Taller de coaching: El éxito eres tú

Viernes 26 de Junio de 15:30h a 19:30h

Aetna Espai Empresarial

Jordi Vilá impartirá un taller donde:

  • Descubrirás cuál es tu definición del éxito y la vivirás en primera persona.
  • Fijarás un objetivo.
  • Analizarás qué es lo que te separa de ese objetivo y diseñarás un Plan de Acción para llegar a él.
  • Recibirás el libro “El Éxito eres Tú”, en su tercera edición.

el éxito eres tu coaching aetna centro de negociosReservas:

http://jordivila.bigcartel.com/product/taller-el-exito-eres-tu-viernes-26-de-junio

 

 

 

Coaching Laboral – Marta Möller

COACHING LABORAL PARA PERSONAS QUE SE ENCUENTRAN EN BÚSQUEDA DE TRABAJO, QUE LLEVAN TIEMPO EN SITUACIÓN DE DESEMPLEO.

El objetivo de estos grupos es la mejora de las capacidades y habilidades propias para aumentar la empleabilidad y afrontar de forma activa la búsqueda y el logro de la nueva actividad.

Coaching Laboral - Marta MöllerLugar: AETNA, Diagonal, 449, 4º piso 

Un día a la semana: Martes o Jueves durante cuatro sesiones: Horario de 10 a 13

Coste de sesión por persona: 10,00€

INICIO 23/06/2015 – ¿TE APUNTAS?

48 horas sin móvil

¿Os lo habéis planteado alguna vez?, yo ni en mis peores sueños, pero……

De repente te encuentras camino de una estación de tren para volver a tu casa, cansada, en domingo y sabiendo que tienes más de 5 horas por delante de viaje y en ese momento te das cuenta de que te has olvidado el móvil…. Sabes dónde está, recuerdas perfectamente donde lo dejaste y esa vocecita que te decía, ponlo en la maleta y a la que no hiciste caso. No puedes volver a por él porqué perderás el tren y aguantas el tipo con cara de indiferencia, mintiendo a tu acompañante con gran entereza “no te preocupes”, le dices, “me lo envías mañana por mensajero” en tu interior gritas de rabia, pero tus labios comentan “Incluso me apetece estar un par de días sin móvil”. Sigues la pantomima llamando a casa desde el móvil que te ceden por unos momentos y comunicas que te incomunicas durante más de 5 horas y lloras por dentro.

Set of smileys

Set of smileys

Suerte que tenía un libro electrónico con batería que me ayudó a que el viaje fuera llevadero pero veía a la gente con sus terminales y la envidia me podía. Para rematar el tema hubo más de una hora de retraso de la que obviamente no pude avisar. Llegué a casa con una sensación de desamparo que me hizo pensar que dependo demasiado de mi móvil.

Llegado a este punto de la historia, y aunque no lo parezca, puedo asegurar que la experiencia no fue tan terrible. Incluso voy a reconocer que agradecí estar 48 horas sin móvil porqué vivo demasiado pendiente de mi teléfono y quizás tenga que acostúmbrame a “olvidarlo” más a menudo, pero de forma voluntaria.

La joya de la casa

Si hay un objeto apreciado por todos los habitantes de un hogar, es el mando a distancia.

Atrás quedan esos años en los que el más pequeño de la familia era el encargado de cambiar el canal del televisor, de “La 1” a “La 2” ¡menos mal para el que le tocaba! Ahora quien logra tenerlo en su posesión, tiene el poder absoluto. El resto, queda atento a que el poseedor/a se quede dormido, tenga que ir al baño o sufra alguna situación de extrema necesidad que le obligue a despegarse de él por unos minutos. Es en ese momento cuando la habilidad, la pillería y la estrategia de cada uno de nosotros juegan un papel importantísimo en conseguir el ansiado mando y poder disfrutar de lo que egoístamente nos gusta.

La joya de la casa¿Será porque somos mandones? Algunos intentarán buscarle una explicación lógica a todo esto, personalmente creo que no hay que analizar nada, simplemente somos así.

Por cierto ¿os imagináis que cada uno tuviera un mando…? ¡Uf!

Consejos

POST  consejosA medida que voy cumpliendo años (¡eeep tampoco tantos!) vivo situaciones cotidianas y me vienen a la memoria consejos que me dio nuestro padre. Bueno, me dio y repitió una y mil veces porque, por supuesto, o no los tenía en cuenta o no me acordaba.

¿Es curioso verdad? Es como si se fueran abriendo carpetas en mi cabeza con mensajes que me indican lo que tenía que hacer, de repente escuchas su voz y la sonrisa sale por sí misma, es casi una sonrisa de complicidad con la que le estás diciendo subliminalmente “Sí, lo sé, me acuerdo.”

Venga, que os pongo unos ejemplos:

  • “Ponte a la derecha cuando bajes o subas por las escaleras, así dejas paso a la gente que tiene prisa”. Sí, lo sigo haciendo incluso en las mecánicas.
  • “La cuchara va hacia ti, no tú hacia la cuchara”. Esto cuando comía sopa. También la hago siempre, siempre… ¡incluso con el gazpacho!
  • “¡No chilles por favor, puede decir cosas sin chillar!” A veces me la salto…
  • “No gesticules con los cubiertos, si hablas deja los cubiertos a los lados del plato”. Muchos ojos de nuestra humanidad están agradecidos a este consejo, que siempre he seguido.

Y por último pero no menos importante…

  • “¡No te toques los pies y luego pongas las manos en la boca!”. ¡Ja, ja esta es tremenda! Os prometo que desde la Primera Comunión no lo he vuelto a hacer. Podéis darme la mano con toda tranquilidad.